UN FIN DE SEMANA EN MARRAKECH

Justo el momento para una inmersión en la atmósfera de Marrakchie con los elementos esenciales que son:

  • La plaza Jemaa-el-Fna, que se observa desde lo alto de una terraza al final de la tarde antes de sumergirse en este teatro al aire libre y cenar en uno de los muchos puestos.
  • Los zocos en los que uno se pierde necesariamente.
  • Algunos museos y monumentos de la medina:
    • La madraza de Ben-Youssef, uno de los mejores ejemplos de arquitectura árabe-andaluza en Marruecos.
    • La impresionante colección de fotos antiguas de la Casa de la Fotografía.
    • El museo de Mouaessine, hermosa casa de finales del siglo XVII, principios del siglo XVIII, decoración interior original y gran delicadeza.

Al sur de la medina, no te pierdas:

  • Tanto la frescura como la originalidad de ciertos objetos presentados a Dar Si-Saïd.
  • El Palacio de Bahía, otra obra maestra arquitectónica y artesanal.
  • La tranquilidad de las tumbas saadianas
  • Y, por último, tenga tiempo para pasear por el jardín poético Majorelle y pronto por el museo Yves Saint Laurent.
UP